Diabetes tipo 2: el papel de la glucosa en la inflamación desafiada

Según un estudio, los defectos en las mitocondrias, las estructuras dentro de las células, serían la fuente de inflamación en lugar de glucosa en pacientes con diabetes tipo 2.

El 90% de las personas con diabetes tienen diabetes tipo 2. Los investigadores han hecho un descubrimiento que podría transformar el manejo de la enfermedad. Según su trabajo, publicado en Metabolismo celularLa inflamación asociada con este tipo de diabetes no se debe a la glucosa sino a malformaciones de las mitocondrias presentes en las células.

Resultados inesperados

Los investigadores llegaron a este resultado casi por casualidad. Trabajaron en la glucólisis, un mecanismo para convertir la glucosa en energía, y plantearon la hipótesis de que las células inmunes de los pacientes con diabetes tipo 2 podrían producir energía al quemar glucosa. Descubrieron que, de hecho, la inflamación crónica no se debe a la glucólisis, sino a defectos de la mitocondria, estructuras presentes en las células que desempeñan un papel en la fabricación de energía.

Nuevas pistas terapéuticas

"Controlar agresivamente los niveles de glucosa en la sangre para reducir el riesgo de complicaciones ha sido el objetivo de la mayoría de los pacientes con diabetes tipo 2 durante años", dice Barbara Nikolajczyk, coautora del estudio. Nuestros datos ayudan a explicar por qué las personas que logran controlarlo aún ven el progreso de la enfermedad ". Para los investigadores, estos resultados deberían permitir encontrar nuevos enfoques terapéuticos para tratar la inflamación asociada con la diabetes. Este último es responsable de complicaciones graves de la enfermedad, como trastornos cardiovasculares o renales.