Cáncer de mama: campos electromagnéticos para bloquear el desplazamiento de las células cancerosas.

Investigadores de la Universidad de Ohio han ideado una herramienta que puede retrasar o incluso prevenir la migración de células cancerosas al cuerpo.

La tecnología tiene un papel importante que desempeñar en el tratamiento de ciertas enfermedades, incluido el cáncer. Investigadores estadounidenses muestran que la energía electromagnética puede bloquear la formación de metástasis. Publican los resultados de su trabajo en la revista. Comunicaciones biologicas.

Células capaces de moverse en el cuerpo.

Algunos cánceres pueden volverse metastásicos, lo que significa que las células se han separado del tumor original y han circulado por el cuerpo. Cuando son numerosos en el mismo lugar, se multiplican y forman un nuevo tumor.

"Esta capacidad de las células para multiplicarse en todo el cuerpo es lo que hace que el cáncer sea tan devastador", dice el autor principal Jonathan Song. Las células cancerosas pueden migrar lejos en el cuerpo. "Parece que tratarlos con ciertos campos electromagnéticos modifica su capacidad de propagación", agrega.

Un método efectivo para el cáncer de mama triple negativo

El equipo de científicos ha desarrollado una herramienta para rastrear el movimiento de las células cancerosas en el cáncer de seno: las bobinas Helmholtz. También les permitió enviar energía electromagnética a las células. El experimento fue exitoso: ya no podían formar extensiones largas y delgadas en los extremos, lo que generalmente les permite multiplicarse. El método fue particularmente efectivo para las células cancerosas asociadas con el cáncer de mama triple negativo, que es uno de los más difíciles de tratar.

Este estudio se realizó en células en el laboratorio, pero las pruebas pronto deberían llevarse a cabo en animales antes de hacerse con humanos.