La OMS pide un mejor acceso a la atención de migrantes y refugiados

La Organización Mundial de la Salud ha publicado un primer informe sobre la salud de los migrantes y refugiados en Europa. Sus condiciones de vida a la llegada son una amenaza para su salud.

Mejora del acceso a la atención de migrantes y refugiados en Europa: la Organización Mundial de la Salud (OMS) saca esta conclusión en un informe publicado el lunes 22 de enero. Ella encuentra que, en general, los migrantes y refugiados gozan de buena salud cuando llegan, pero sus precarias condiciones de vida los hacen más vulnerables a la enfermedad.

Condiciones de vida favorables al desarrollo de enfermedades.

En su informe, la OMS socava un cliché: los migrantes y los refugiados rara vez son portadores de enfermedades a la llegada. Es durante su viaje, o cuando permanecen en un país durante mucho tiempo en condiciones de vida precarias, que es más probable que desarrollen ciertas condiciones. Esto puede deberse a su estilo de vida, dieta pobre, agua pobre o el estrés de su viaje. Por ejemplo, una gran proporción de migrantes y refugiados seropositivos se han infectado con el VIH después de llegar a Europa. Por otro lado, es poco probable que los migrantes y los refugiados desarrollen enfermedades no transmisibles como el cáncer o el accidente cerebrovascular.

Difícil acceso a la atención

En muchos casos, cuando los refugiados o migrantes se enferman, es difícil para ellos tener acceso a la atención debido a la barrera del idioma, su situación no regulada o debido a ciertas formas de discriminación. La situación es extremadamente variable de un país a otro: en Austria o Turquía, tienen los mismos derechos en términos de salud que los residentes. En Alemania o Hungría, los solicitantes de asilo solo pueden acceder a la atención de emergencia. La OMS pide a todos los países europeos que establezcan políticas para garantizar que los migrantes y refugiados tengan acceso a los servicios de salud, independientemente de su situación legal.

Un llamado para un mejor soporte

El riesgo de transmisión de enfermedades entre migrantes y refugiados y residentes es muy bajo. Pero la OMS recuerda que el ideal para proteger a los residentes sigue siendo cuidar mejor a los refugiados y migrantes. Los beneficios de las políticas de salud para estas poblaciones serán necesariamente mayores que el costo de la atención, dice la Organización en su informe.

En septiembre de 2017, Public Health France publicó un informe sobre el estado de salud de los migrantes y refugiados en Francia. La organización ya señaló el impacto de las condiciones de vida precarias en la salud de estas poblaciones.