Los genes que pueden reparar la médula espinal en un pez también existen en humanos

El hombre comparte genes con la lamprea, un pez, pero la activación de estos genes puede reparar espontáneamente las lesiones de la médula espinal en animales.

El hombre baja del mono. ¡Y comparte genes interesantes con un pez! Los investigadores estadounidenses también han encontrado en humanos genes que están involucrados en la reparación espontánea de la médula espinal en la lamprea marina, una especie de pez. Los resultados de este estudio fueron publicados en la revista científica Scientific Report.

La lamprea se repara

"Los científicos saben desde hace años que la lamprea puede tratar las lesiones de la médula espinal por sí sola, pero el principio molecular de esta notable capacidad nunca se ha identificado", dice el Dr. Bloom, profesor asociado del Instituto. Feinstein, donde tuvo lugar la investigación.
Este pez logra recuperarse de una lesión de este tipo en 10 a 12 semanas, esto es suficiente para que recupere sus habilidades de natación completas.

Un antepasado en común con el humano.

La lamprea parece una anguila. Su herencia genética muestra que hace más de 500 millones de años, esta especie animal compartió un ancestro con los humanos. "En este estudio, determinamos todos los genes que se activan durante la curación de la lamprea", agrega el profesor.
Algunos genes también forman parte de la señal Wnt, que es importante en el desarrollo y la regeneración de tejidos en muchas especies animales. Ahora será necesario determinar si los procesos de regeneración en humanos son compatibles con la lamprea.

Sin embargo, esta investigación representa la esperanza de encontrar tratamientos terapéuticos para el daño medular en humanos.