Bajo impacto del cribado del cáncer de mama: CNGE ofrece su opinión sobre el nuevo plan

El pasado mes de abril se publicó un plan de acción para la renovación de la detección del cáncer de seno. Se ofrecerán consultas de prevención a mujeres de hasta 25 años. Para el CNGE, el Colegio Nacional de Generalistas Docentes, la efectividad de esta medida no es segura.

La detección del cáncer de seno a la edad de 25 años es la medida emblemática del plan de acción para la renovación de la detección del cáncer de seno en el Ministerio de Salud. Esta es una consulta de prevención, realizada por un ginecólogo o médico general para identificar los antecedentes familiares, informar y educar a las mujeres jóvenes. El colegio nacional de generalistas docentes (CNGE) ha emitido una opinión sobre este tema, cuestionando la efectividad de dicha medida.

Cribado demasiado temprano

Entre los límites de esta propuesta, la precocidad de esta consulta. Para estos médicos, en este grupo de edad, la mayoría de los riesgos para la salud son otros. Sobre todo, la efectividad de la información entregada anteriormente no está probada. Por otro lado, puede tener riesgos, sobrediagnóstico o falsos positivos, o consecuencias físicas (gestos invasivos, tratamientos). Finalmente, la incidencia de cáncer de mama entre 25 y 29 años es baja, lo que limita los beneficios de dicha medida.

Mortalidad: bajo impacto del cribado

Los tratamientos son más efectivos que el cribado para reducir la mortalidad.
Un estudio publicado en el Journal of the American Medical Association muestra que para luchar contra la mortalidad por cáncer de seno, los tratamientos son más efectivos que la detección. Investigadores estadounidenses han realizado proyecciones para comprender la efectividad comparativa de la detección y el tratamiento en la reducción de la mortalidad por cáncer de mama.
Entre 2000 y 2012, la disminución de la mortalidad por cáncer de mama fue del 49%: el 37% se relacionó con mejoras en la detección, el 63% se relacionó con el tratamiento.

En Francia, según la liga contra el cáncer, la mortalidad por cáncer de mama no ha aumentado desde la década de 1980 y tres de cada cuatro cánceres de mama se curan en promedio.