La cirugía plástica puede tratar algunas migrañas.

El tratamiento de ciertas migrañas con cualquier tratamiento médico mediante cirugía es efectivo. Investigadores estadounidenses han demostrado que la cirugía reduce la violencia de las convulsiones, su frecuencia, pero también mejora las habilidades de los pacientes que han estado muy discapacitados antes.

Para tratar ciertas migrañas, gracias a la cirugía, eso parece posible, y los resultados serían buenos. Un estudio publicado en el Journal of the American Society of Plastic Surgeons muestra que después de un año, los pacientes tienen menos dolores de cabeza por migraña, son menos fuertes y, sobre todo, las tareas diarias que les resultaban más simples se vuelven más simples.

Cirugía en las áreas de activación.

El tratamiento de la migraña mediante cirugía se realiza cuando otros tratamientos médicos no funcionan y solo para ciertas enfermedades. Estos son pacientes con migrañas crónicas y graves, donde se identifica una zona desencadenante. La operación tiene como objetivo negar estas áreas de activación que están relacionadas con dolores de cabeza. Es al realizar cirugías plásticas de la frente que los cirujanos se dan cuenta de la efectividad de este tipo de cirugía en ciertas migrañas.

Mejoras un año después de la operación.

90 pacientes participaron en el estudio, todos se sometieron a cirugía plástica contra la migraña. Antes y después de esta operación, respondieron un cuestionario sobre sus migrañas, el MHI, para el inventario de migraña y el PSEQ, un cuestionario de autoevaluación para el dolor.
Antes de la operación, los pacientes tenían puntuaciones bajas en el PSEQ, lo que refleja una fuerte discapacidad. Un año después de la operación, su puntaje mejoró en promedio un 112%. El cuestionario específico de migraña muestra una mejora de la puntuación del 76% después de la operación, lo que significa que las migrañas son menos frecuentes, más cortas y menos violentas.

Estas operaciones representan una esperanza para quienes padecen migraña, ya que del 10 al 15% de ellas no responden a los tratamientos, y el 5% tienen contraindicaciones.