Depresión: biomarcadores para un tratamiento específico.

Nuevos estudios en animales sugieren que el tratamiento antidepresivo que puede aliviar la depresión en una persona puede no ser ideal en otra. Los biomarcadores podrían ayudar a elegir el tratamiento adecuado de inmediato.

La depresión es caso por caso, está hecha a medida. Un nuevo estudio, publicado el 28 de diciembre en la revista. PLOS Biology, desarrolló un modelo de ratón para identificar las firmas de sangre asociadas con la respuesta al tratamiento antidepresivo. También mostró la importancia del receptor de glucocorticoides relacionado con el estrés en la recuperación de la depresión.
Según la Organización Mundial de la Salud, la depresión es la principal causa de discapacidad y afecta a unos 350 millones de personas en todo el mundo. Aunque los tratamientos disponibles actualmente son seguros, existe una variabilidad significativa en los resultados de los tratamientos antidepresivos según los pacientes. Hasta ahora, ninguna evaluación clínica puede predecir con un alto grado de certeza si un paciente en particular responderá a un antidepresivo dado.

Identificar biomarcadores predictivos.

Para enfrentar este desafío, los científicos han desarrollado un nuevo enfoque experimental en animales, centrándose en fenotipos extremos en respuesta al tratamiento antidepresivo. Este modelo simula la situación clínica, identificando buenos y malos respondedores al tratamiento antidepresivo.
En última instancia, la identificación de un conjunto de biomarcadores predictivos de respuesta antidepresiva en ratones mejoraría en gran medida la calidad de la atención y el tratamiento para pacientes deprimidos, ya quee El tratamiento tratado es consistentemente menos efectivo que el primero.

En el futuro, este enfoque específico podría servir como modelo para el descubrimiento de tratamientos mejorados y personalizados para pacientes con depresión.